Seguramente usted conocerá varios casos de parejas ancianas que llevan décadas juntos, éxitos sólidos en matrimonios en comparación a las deprimentes cifras de hoy en día donde la mitad de las relaciones fracasan, pero. ¿Alguno de ustedes se ha propuesto analizar las razones de esto?, todo tiene que ver con la sociedad en su época, incluyendo sus costumbres, sus códigos y maneras de conducta, si aún no entiende lo pondré desde el punto de vista relacional, según los estándares de décadas pasadas, la mujer de hogar debía ser sumisa a su marido, mientras este debía ser dominante, se acostumbraba a que todo problema de pareja, sin importar de que gravedad sea, se solucionaban así fuese de manera disfuncional.

Terminar un matrimonio era extremadamente mal visto ante la sociedad, y la voz populi era un factor de increíble influencia y peso para la época, a una mujer divorciada se le cerraban todas las puertas, se le volvía casi imposible conseguir un empleo estable y percibían el rechazo de la sociedad, inclusive hasta el mismísimo rechazo de su familia, mientras que para el hombre aunque las consecuencias no fuesen tan graves, perdían estabilidad social.

Al día de hoy la sociedad ha cambiado dándonos muchas más libertades y posibilidades de actuar, si surge algún problema con nuestra pareja y se nos hace complicado su resolución o no estamos interesados en ello, tenemos la opción de poder terminar la relación sin percibir rechazos de la sociedad ni otros tipos de consecuencias en otros ámbitos

5 / 5 stars     

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here